Pizza con base de pollo

Ya sea porque sigues una dieta keto, eres celíaco o quieres probar una deliciosa receta nueva, esta Pizza con base de pollo es para ti.

Es una receta muy sencilla y muy versátil ya que el pollo lo puedes cambiar por otros alimentos y, además, puedes elegir de qué quieres tu pizza. Y además de deliciosa, es baja en carbohidratos.

Información

Ingredientes (3 personas)
  • Pollo ———- 300 g
  • Huevos ——- 2
  • Salsa de tomate casera

Opcional:

  • Sal, ajo, orégano
  • Aceite oliva virgen extra
  • Queso mozzarella
  • Alimentos elegidos (ejemplos)
    • Jamón york
    • Atún
    • Champiñones
    • Aceitunas
Dificultad

Fácil

Tiempo
  • Total ———– 40 min
  • Elaboración — 10 min
  • Cocción ——- 30 min
Materiales necesarios
  • Horno
  • Batidora (se puede prescindir)
Valores nutricionales

Los valores nutricionales son orientativos y pueden variar según el alimento utilizado.

Total (por persona): 234 kcal

Hay que añadir los alimentos toppings o lo que se le añada aparte de la base.

Preparación de la Pizza con base de pollo

Cortamos la pechuga en trozos pequeños y lo ponemos en la batidora o robot de cocina junto con los huevos, la sal y el orégano (las especias son opcionales y puedes utilizar estas u otras que prefieras).

  • Si no tienes batidora, puedes comprar la carne de pollo picada y mezclar todo muy bien.

Una vez triturado todo, tendremos una mezcla homogénea bastante espesa. Esta mezcla la extenderemos, con ayuda de una cuchara, para darle la forma redonda o cuadrada de nuestra Pizza con base de pollo.

  • Cuánto más fina, más crujiente se quedará. Tenlo en cuenta para hacerlo según tus preferencias.

Metemos nuestra base en el horno a 180ºC durante, aproximadamente, 10 minutos. A los 10 minutos le damos la vuelta a la base para que se haga igualmente por el otro lado. Por encima podemos pincelar con un poco de aceite de oliva virgen extra, pimentón y ajo en polvo, para que se quede con un aspecto similar a las comerciales. Dejamos en el horno 10 minutos más

Sacamos la base de la pizza del horno y empezamos a montarla. Ahora toca añadir los alimentos topping que hayamos elegido previamente. Podemos añadir 2 cucharadas de salsa de tomate casera, jamón york, aceitunas, champiñones y queso rallado.

  • Para alimentos topping crudos y que necesiten algo más de tiempo de cocción, se puede añadir en el momento que se da la vuelta a la base (punto 3).

Hornear a 180º durante 8 a 10 minutos, que se funda el queso, sacar la pizza y servir.

Ideas para acompañar la Pizza con base de pollo

Puedes acompañar esta pizza con una deliciosa ensalada en un plato único (por ejemplo, una ensalada de espinacas).

También puedes servir como segundo plato después de una crema o sopa. Quedaría muy bien después de la espectacular crema de calabacín y puerro.

Posibles sustituciones de alimentos según necesidades

Esta pizza no lleva harinas por lo que es perfectamente apta para celiacos o intolerantes al gluten.

Para los intolerantes a la lactosa, se puede sustituir perfectamente el queso por queso vegano (realmente no es queso pero lo que importa es el resultado final y os puedo asegurar que queda igualmente delicioso).

Aunque si estás leyendo esto no buscas una dieta vegetariana, te puede interesar en algún momento sustituir la carne. En ese caso, la receta de Pizza con base de pollo es bastante versátil y puedes sustituir fácilmente el pollo por coliflor, quedando una deliciosa Pizza con base de coliflor.

Si en tu caso no puedes consumir huevo, el truco está en mezclar la carne picada con una cuchara de harina de garbanzo mezclada previamente en agua y añadir semillas de chía (en este caso deja de ser ketodieta).

Quizás te interese leer:

Un comentario en «Pizza con base de pollo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *